19 jun. 2012

Recordando el " Cine Royalty "

Fachada del Cine Royalty en el 2005

Tres generaciones de la familia Pérez han gestionado el Cine Royalty de Sada, situado al principio de Barrié de la Maza, y uno de los cines más antiguos de Galicia. Empezó a funcionar a finales de los años 20, bajo la dirección de un familiar de los Pérez,que también tenía otro cine en Bergondo. En ambos cines se proyectaba la misma película, empezando la proyección  media hora antes en Sada, y luego se llevaba el royo en un taxi o en una bicicleta a Bergondo para proyectarla allí.

El Cine Royalty, era entonces una sala donde había baile con orquesta, y al terminar el baile se ponían sillas en la pista y se proyectaba una película. Esto se mantuvo hasta principios de la Guerra Civil, porque luego se prohibió el baile en lugares cerrados. El 20 de septiembre de 1937, el propietario del Royalty, por motivos políticos de la época tuvo que marcharse de España a buenos Aires al estallar la Guerra Civil, y así el Royalty pasó a regentarlo las tres generaciones Pérez. José Pérez Suárez hasta el 88.Su hijo José Pérez Fernández hasta el 97 y hasta su cierre en Mayo del 2005, su hijo José Pérez López. Se pusieron butacas de madera y también sillas en las primeras filas. Las sillas iban sujetas con  barrotes de madera. Más tarde se suprimieron definitivamente las sillas y ya las butacas fueron de madera

Primera y segunda generación Pérez

A partir del año 40, se reiniciaron los bailes, pero no en el mismo local, sino que con la entrada del cine te daban un cartoncito marcado que se llamaba " contraseña " y con ella podías  entrar al baile que se celebraba en el piso de La Terraza primero y luego en el Moderno. Los bailes de La Terraza eran muy populares en la época y eran muchos los chicos de La Coruña que venían al baile a Sada e incluso alguno se casó aquí. Las chicas de Sada de la época tenían fama de ser muy guapas.

Para animar a la gente a ir al cine se implantó la " función fémina ". El caballero pagaba su entrada y su pareja entraba gratis. Durante la Guerra Civil no iba mucha gente al cine. La entrada costaba una peseta.En los 40 subió a 2,5, en los 50 eran 5 pesetas y en el 2005 cuando se cerró alrededor de 4 euros.Se hacían funciones los sábados, domingos, lunes y jueves, y en verano todos los días debido a la cantidad de forasteros que había.

El Cine Royalty tuvo dos reformas. La primera en el 63 cuando se adaptó el local sólo para cine. Al principio la sesión era contínua y a partir de los 65, ya se hace por  funciones y butacas tapizadas y numeradas  e incluso con venta anticipada. En el año 1995 tuvo su última reforma, y así se renovó el sonido, modernizaron la máquina de proyección, se instaló sonido estereofónico y se puso calefacción central.

Segunda y tercera generación Pérez.
Dicen que el progreso es avanzar, pero tambien deja en el camino cosas que tuvimos cerca y que convivimos con ellas durante años. Así pasó con el Royalty que en el año 2005 tiene que cerrarse a causa de la competencia de la Televisión e Internet, desapareciendo así el emblemático Royalty que tantos recuerdos nos trae y que tuvo sus puertas abiertas desde los años 20 al 2005, nada menos que 85 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario